sábado, diciembre 25, 2004

LA CENA DE INGENIERÍA QUÍMICA (o algo) III

Y otra cenaaaaaa jajaja dios que horror no paramos. Pero bueno a esta fuimos casi todos (un tal Voro al que vamos a empezar a llamar Judas faltó). Jose inauguró la noche: al llegar Saray y Rakela les soltó triunfal...

-Y la ropa ¿dónde la habéis dejado?

Y es que todos iban muy arreglados, en plan zapatos y tal, menos unos desgraciados, el francés ese, el hijoputa de la web y el cabrón de maristas.

En fin, que nos fuimos al chino con Sergio y yo de guías. Saray casi muere atropellada por un mercedes: "al menos me hubiera matado un buen coche", farfulló.

Llegamos al chino ese de la estación de buses y lo típico. Que si nos quieren separar a los de la barra libre y a los de no barra libre y no se qué, vamos, que les hacemos la del pollo y nos quedamos sentados tal como estábamos.

Carlos se negó a comer más que arroz... rayó al pobre chino todo lo que quiso y más jojo.

Saray, Saray, Saray... no cambiará nunca. Le hice decir sangría con tácticas bajas y rastreras y la muy cabrona ha practicado en casa porque ya dice "Sangría" y no "Sangruaia" beba lo que beba!!!

Rakela nos hizo creer que bebía pero su vaso continuaba igual y ella se sumaba vasos! mentira todo! Saray es la más borracha! que no lo dude nadie! (menos mal que no la voy a ver en un tiempo y no me puede pegar)

Las camareras del chino no se quisieron hacer foto con Dani y conmigo, así que les vamos a hacer boicot.

Ah, que no se me olvide, le cantamos cumpleaños feliz a Noemí de nuevo :^) (está envejeciendo mucho por nuestra culpa).

Luego de la cena, típicos delirios en el Benacantil donde Sandra me enseñó lo bueno que está el peché con sprite (en la vida...) y Potasio fue aprendiendo poco a poco lo malo que es el whisky Dyc.

Tras eso, nos fuimos al barrio, al pub callejón ese que habían pillado los de ingenieriía química o algo así, el caso es que estaba a reventar, y el Hanoi también, así que tras filosofar un rato con aquello de que la noche (nunca) es suficiente, nos encaminamos hacia el puerto. Potasio hacía piruetas, fotos por sorpresa, daba saltitos, alababa al whisky Dyc... perdió sintonía, vamos.

En el Coyote a la hora del striptease masculino más de una (y alguno que otro ;)) perdió la cabeza, Saray logró convencer a (la piu belle) Beatriz para subirse a la barra aghhh yo no me lo podía creer, Potasio tampoco y encima dado su estado y estatura no daba a basto con la cámara jaja, mis fotos tampoco es que fueran muy buenas pero creo que algo se ve. Por lo menos, algún recuerdo reloco.

Luego striptease femenino... a la muchacha se la veía con ganas y todo... jooojojojo ningún ingeniero tuvo pelotas para subirse a la barra con la muchacha (¿dónde estaba el mejor en ese momento? nos preguntamos todos).

Después de eso se dieron un par de vueltas por ahí pero la gente estaba ya un pelín REVENTADA y fueron desapareciendo poco a poco.

Y si se me olvidó decírselo a alguno, feliz navidad y chachi nochevieja (o algo).

2 Comentarios:

Blogger Jorge Poti dijo,

Pregunta metafórica: Rakela, Saray y Bea, ¿xke me empujabais hacia la barra cuando la mujer estaba en pleno trabajo? Tan mal estaba?? tantas tonterias hice o dije?? tanto os estabais riendo a mi costa ke keriais mas??? en fin espero la respuesta
La tercera pregunta es en plan risas no en plan toy hablando en serio eh..

01:11  
Blogger Jorge Poti dijo,

Un detalle que me falto por poner, me enamore akella noche, era de piel oscura, tenia curvas muy bien definidas, se dejaba agitar...era mi Cola, Coca-Cola, nunca te olvidare, preciosa.
Te quiere, tu amorcito.

14:12  

Publicar un comentario

<< Home

Los discursos de Pelluch