sábado, diciembre 25, 2004


No recuerdo el chiste, pero debió ser bueno (o simplemente... Potasio)

Los discursos de Pelluch