sábado, diciembre 25, 2004


Pero ¿y el pensamiento ingenieril? PENSAARRRRRR TENEIS QUE PENSARRRRRRRRRR

Los discursos de Pelluch