sábado, enero 15, 2005


Soy feo también, pero soy amigo del bueno

Los discursos de Pelluch