martes, enero 25, 2005


Un pollowan, un maestro pollai y su gallina

Los discursos de Pelluch