viernes, enero 28, 2005


Y pensar que hace unos días podíamos ver estas grandes escenas de hombres semidesnudos corriendo por ahí

Los discursos de Pelluch