jueves, marzo 31, 2005


Creo que Saray ya había bebido y a Jose ya le habían puesto el ojo de cristal

Los discursos de Pelluch