sábado, marzo 19, 2005


El maquina de los bolos, sus formidables tiros con efecto le hacen famoso en toda la bolera (más o menos)

Los discursos de Pelluch