viernes, junio 03, 2005


Hab�a un surtido variado donde elegir, pero lleg� un momento que se acab� todo y hubo que recurrir a una botella extra�a (ni pute idea qu�, pero el Alvarito casi muere)

Los discursos de Pelluch