miércoles, octubre 12, 2005


Es cierto que no había Red Bull pero había SPEED cien mil veces mejor (o no...)

Los discursos de Pelluch