miércoles, octubre 12, 2005


Pedíamos de dos en dos (a veces en cantidades mayores para crear una reserva de cubatas) por lo lenta que era la barra. Hidalgos y de más = caos total

Los discursos de Pelluch